RSS

Un guerillero caído en batalla

Los guerrilleros eran nuestros vecinos de enfrente, les decíamos así porque su papá, Don Noé, cuando andaba con sus tragos encima amenazaba al que se le cruzara con lanzarle una bomba o mandarlo a fusilar, aún me saca una sonrisa recordarlo. Crecimos y estudiamos juntos, seguimos siendo amigos y mantenemos una relación muy estrecha. La mamá, la hermana Vilma,  es como una tía para mis hermanos y para mí, es una mujer como pocas, trabajadora, entregada a su familia y a Dios. Los Castañeda Hernández son la viva representación del fuerte vínculo que une a mi familia con la hermosa aldea Las Lisas.

Hace unos días, recibí una llamada de mi madre informándome que Marlon, el segundo de los hijos de esta familia, había desaparecido en  el mar cuando regresaba de pescar. A pesar de que de los cuatro hermanos, Marlon era el menos cercano a nosotros, un sentimiento de profunda tristeza me invadió por completo al enterarme de la noticia y enterarme también que las probabilidades de encontrarlo con vida eran escasas. Marlon fue encontrado sin vida cuatro días después a una distancia que nadie pudo precisarme, solo se que su cuerpo fue encontrado a una gran distancia en kilómetros mar adentro.  De todas las lanchas (que no fueron pocas) que habían estado en intensa búsqueda desde el día de su desaparición, la que dio con su cuerpo fue en la que navegaban Melvi, su hermano mayor y su cuñado Mateo, vaya casualidad.

Bombilio era el apodo de Marlon cuando éramos  niños, este apodo fue progresando hasta bombín y bombi; estudiamos juntos quinto y sexto grado de primaria, también fuimos compañeros en primero básico unos cuantos meses hasta que desertó antes de llegar a final del ciclo escolar. Recuerdo que era un muchacho valiente, aventado como solemos decir los chapines, bueno para las peleas callejeras típicas de esa edad y el primero cuando se trataba de correr riesgos. Nunca fuimos amigos muy cercanos, aun así, por ser parte de la familia Castañeda, le guardaba y le guardo aún, un gran cariño y siento un profundo pesar por su trágica partida.

Desde el momento de abordar la lancha que nos llevó a Las Lisas, se podía percibir una mirada de tristeza y de incredulidad en cada uno de los liseños que nos encontramos en el camino, nadie daba crédito a lo que había pasado. Los momentos duros y difíciles, en la mayoría de ocasiones, llegan cuando menos los esperamos.

Los habitantes de Las Lisas tienen un gran corazón y no abandonaron a los Catañeda y esto es lo que puedo rescatar de este suceso, la capacidad que tiene la raza humana para reaccionar ante situaciones como las que vivió la familia Castañeda. Las muestras de solidaridad no se hicieron esperar desde el día del percance, cada madrugada salían más de diez lanchas a buscar a Marlon y regresaban al ponerse el sol. Cada día de búsqueda se usaron casi doscientos galones de gasolina, gasolina que fue donada a la familia. En la casa entraban y salían persona que llegaban a mostrar su apoyo y solidaridad con la familia. Las hermanas de la congregación local no podían faltar, tal como lo hubiese hecho su presidente, la hermana Vilma, atendieron a todos los visitantes con la hospitalidad que les caracteriza y que es bien conocida en todo el país.

Un guerrillero ha caído en batalla, cayó en batalla trabajando honradamente, luchando como lo hacen los millones de guatemaltecos todos los días para salir adelante. Mis oraciones están con Don Noé, hermana Vilma, Melvi, Douglas, Glenda, Nidia y toda la familia Castañeda.

 

Resultado de imagen para las lisas guatemala

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 9, 2017 en Historias

 

Etiquetas: ,

Las redes de la confrontación

Hace varios meses decidí, ya no hacer comentarios o dar mi opinión respecto a temas políticos en las redes sociales. He tratado de mantenerme en esto y puedo decir que a excepción de un par de oportunidades, lo he cumplido.

El último comentario que recuerdo haber publicado es el siguiente:

Hice este comentario en un grupo no oficial de estudiantes de la universidad, y hace referencia a una nota de prensa sobre un linchamiento de un supuesto ladrón de motocicletas dentro del campus universitario. En la fotografía se logra observar al supuesto delincuente colgando de un árbol, mal herido por la golpiza que le propinaron los enardecidos estudiantes.

En cuestión de minutos empezaron a llegar las respuestas, los comentarios, los “likes”, los “me divierte” y los “me enfurece”. El 99.999% de los comentarios iban en contra de mi opinión, pero no era eso lo que me llamó la atención, sino la manera de hacerlo y principalmente del grupo de personas de donde provenían las opiniones en contra, es decir, estudiantes. Los respuestas que recibí oscilaban entre marica, hueco, mal nacido, ladrón y tantas más.

No quiero entrar a detalles sobre la publicación y las razones para defender mi post, entiendo que muchos piensen distinto y que para algunos el linchamiento sea justificado, para mi no lo es, esa es mi opinión. Me preocupa la manera en la que los guatemaltecos descuartizamos a nuestro paisano solo porque no cree y piensa como nosotros;  caemos casi instantáneamente en la provocación, el insulto, el enojo y la contienda que alimenta cada vez mas el resentimiento que no nos deja avanzar como individuos y como sociedad.

Para muestra, un botón: Con la minería en Guatemala, se vive una lucha fuerte entre quienes están a favor de la explotación minera y los que no. Los primeros, argumentan que la minería es desarrollo para las comunidades y hacen alarde de los millones que pagan en impuestos y la cantidad de empleos que generan. A mi esos argumentos me parecen validos de cierta manera, pero esto no quiere decir que esté de acuerdo con ellos. Por el otro bando, en su mayoría defiende su postura de manera distinta, se van mas por el ataque y la victimización que argumentos mas sólidos. En una sociedad que no está acostumbrada a leer y que está informada poco o nada de la realidad, ese tipo de acciones pesa y mucho.

Me topé con un video y en él, al alcalde de Nueva Santa Rosa, un municipio involucrado en el asunto de la minería; el está en contra de la explotación minera. Me fascinó su manera de defender su postura, lo compartí en mi muro de facebook porque me pareció digno de ser escuchado. Las personas que difaman, calumnian y generan confrontación, NO.

 

Aprendamos a discutir, que no es lo mismo que pelar; aprendamos a aceptar que no todos piensan como nosotros. Aprendamos a ser mas tolerantes y expongamos nuestras ideas con paciencia y con amor como si fueramos nosotros mismos los que estuvieramos en el bando opuesto. Es la regla de oro.

Saludos y bendiciones

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 13, 2017 en Opinión, Politica

 

Los hijos de los pastores son los peores….

Vaya si no he escuchado esa frase muchas veces, Como si los hijos de los pastores fueran de otro planeta, como si por el solo hecho de ser hijos de un pastor los obliga a ser perfectos y libres de manchas, como si los que lo dicen lo fueran.

No puede defenderse lo indefendible y tampoco se puede justificar lo injustificable. Lo del muchacho que atropelló a los niños en la calzada San Juan tiene que verse como es, un crimen y tiene que castigarse como tal, ni mas ni menos. El caso del hijo de Sergio Enriquez de igual manera, si cometió un hecho ilícito, que pague. Ni los pastores ni sus hijos pueden estar al margen de la ley, no son mas ni menos que los otros tantos millones de ciudadanos de este país. Soy de la opinión que los ministros de culto en cualquier país deben pagar impuestos de lo que reciben como resultado de la actividad ministerial y que todas las iglesias u organizaciones religiosas deben guardar registros de todos los fondos que reciben y extender recibos con número de NIT del donante y deben además ser auditadas por la SAT a fin de que no exista la posibilidad de lavar dinero en en las mismas. Me molesta ver que algunos personajes usan su posición para saltarse colas, evitarse multas y pedir descuentos especiales en algunos lugares, desde ningún punto de vista se me hace correcto.

Quiero dejar  clara mi opinión en cuanto a Jabes Meda. No hay por donde pueda justificarse lo que hizo, pero decir que lo que hizo, lo hizo por ser un hijo de pastor, que los hijos de los pastores son los peores y que los hijos de los pastores siempre son “fichitas”, me parece de lo mas sesgado que he podido leer respecto a esto. El hijo de este pastor cometió un ilicito como lo pudo haber cometido el hijo de un ingeniero, un abogado, un albañil, un veterinario, un doctor, etc. Tomó una mala decisión y punto, que sufra las consecuencias.

Tampoco estoy diciendo que todos los hijos de los pastores cargan una aureola de angelitos, por supuesto que hay excepciones, pero debemos aprender a individualizar y no generalizar. Decir también que todos los pastores son vividores porque ven que Cash Luna y Sergio Enriquez tienen plata, es desconocer por completo la vida de los pastores evangélicos, si no conocen sobre el tema, es mejor no opinar. Asambleas de Dios tiene mas de 3000 iglesias en Guatemala, en la mayoría, la gran mayoría de estas iglesias, los pastores reciben menos del salario mínimo por su trabajo ahí, repito, no podemos generalizar.

Desde mi experiencia puedo decir que la vida de la familia pastoral no es para nada fácil, aún cuando económicamente estén bien. No quiero con esto causar lastima, no es mi intención, pero vivir bajo la lupa de todo el mundo es algo que no todos pueden soportar, es por eso que no cualquiera puede tomar una responsabilidad de esta magnitud, los que no han sido escogidos o llamados para esto y se han atrevido a tomarla han fracasado.

foto2Les comparto una fotografía de mi hermano Abraham, al fondo se ve la casa pastoral de la primer iglesia que mi papá dirigió allá por 1987. La casa, como puede verse tenía techo de palma, no era de block, estaba hecha de varitas y tampoco había piso ni agua potable, todos los inviernos se salía el río y brotaba el agua del suelo por toda la casa.  Hoy que tengo dos hijos, me pregunto como mis padres pudieron aguantar algo así,  la respuesta solo la puedo encontrar en que tenían un profundo amor por Dios y por las personas de ese lugar. Quizá no todos lo entiendan, en mi adolescencia tampoco lo entendía y sinceramente odiaba ser hijo de un Pastor. Hoy puedo asegurar que ser hijo de un siervo de Dios es una de las bendiciones mas grandes que he podido recibir. Ojalá yo pueda ser la mitad del buen hombre que fue mi padre, tenía muchos defectos quizá, pero amaba a Dios como no he conocido a nadie mas.

Pastores, cuiden a sus hijos, amenlos, protéjanlos, disciplinenlos con amor, de nada servirá haber alcanzado a miles, si uno de sus hijos se pierde.

 
4 comentarios

Publicado por en abril 30, 2017 en Mi vida cristiana, Opinión

 

Etiquetas: , , ,

Y aquí estamos…

La vida pasa con rapidez, no nos damos cuenta de lo que vivimos y de lo que hemos dejado de vivir hasta que algo  nos hace recordar que lo que pasó nunca pasó, ha estado ahí y que  llegó para quedarse y nunca irse.

En algún momento de nuestras vidas creemos que una historia ha terminado, cuando  la realidad es que se le siguen añadiendo capítulos y mas capítulos, capítulos de mucho amor y desamor, de mucha tristeza, de mucha alegría y por que no, también de esperanza. Esas historias  dan valor a nuestra vida y nos recuerdan que no es por casualidad que estemos aquí. Esas historias nos hacen vivir.

Hoy estamos aquí, reviviendo lo que nunca murió, lo que nunca dejó de ser, lo que siempre estuvo ahí, aún cuando lo quisimos esconder.

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 24, 2016 en Historias

 

Etiquetas: ,

¿Qué es la oración de Jabes?

Pregunta: “¿Qué es la oración de Jabes?”

Respuesta: La oración de Jabes se encuentra en una nota histórica dentro de una genealogía: “Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes, diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor. E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió.”(1 Crónicas 4:9-10).

oracion de jabesPoco se sabe de Jabes, más que era descendiente de Judá, era un hombre ilustre y su madre le llamó “Jabes” (que significa “doloroso” o “hacedor de tristeza”) porque su parto había sido muy doloroso. En su oración, Jabes clama a Dios por Su protección y bendición. Utilizando un juego de palabras, Jabes, el “hombre de tristeza,” pide a Dios que lo protegiese de ese dolor que su nombre recordó y anticipó.

La oración de Jabes contiene una solicitud urgente para cuatro cosas:

  1. La bendición de Dios. Jabes reconoce que el Dios de Israel es la fuente de toda bendición, y le pide a Dios por Su gracia. Sin duda, esta petición fue basada, al menos en parte, en la promesa de Dios de la bendición para Abraham y sus descendientes (Génesis 22:17).
  2. Una extensión del territorio. Jabes ora por la victoria y prosperidad en todos sus emprendimientos y que su vida sea marcada por aumento.
  3. La presencia de la mano de Dios. En otras palabras, Jabes pide que la dirección de Dios y Su fuerza sean evidentes en su existencia cotidiana.
  4. Protección contra el daño. Jesús enseñó a sus discípulos a orar de esta manera: “Padre Nuestro… líbranos del mal” (Mateo 6:9, 13). Jabes ve a Dios con confianza como su defensor.

El objetivo de Jabes en su oración era vivir libre de dolor, y lo último que hemos leído sobre él es que Dios escuchó y respondió a su oración. Como la humilde oración de Salomón por sabiduría (1 Reyes 3:5-14), esta oración devota de Jabes para bendición fue contestada. El éxito que disfrutó Jabes compensó el dolor de su principio. La oración de Jabes superó el nombre de Jabes.

Tomado de http://www.luzmundial.com y GotQuestions.org

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 24, 2015 en Sin categoría

 

¡Miserable Hombre de Mí!

Mas claro no puede ser explicado.

clip_image002¡Miserable Hombre de mí!

Por Jeremiah Johnson

Cada creyente entiende la frustración, la confusión y la duda causada por nuestro pecado después de que somos salvos.. Sabemos que hemos sido transformados por el poder de la obra redentora de Dios. Ha cambiado nuestra naturaleza y nos hizo libres del dominio del pecado y de Satanás. Pero no siempre vivimos en la realidad de esa libertad. De hecho, a veces tenemos la sensación de que seguimos siendo pecadores impíos, y que nada ha cambiado en absoluto.

La Exasperación Apostólica

Esa angustia sobre el pecado restante es probablemente mejor descrito por el apóstol Pablo en Romanos 7:14-25.

Ver la entrada original 1.795 palabras más

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 24, 2015 en Sin categoría

 

El niño canadiense que llevó agua a África

Acabo de leer un articulo en la BBC MUNDO y se los quiero compartir, es una muestra más de lo que podemos hacer por nuestro entorno, por nuestra familia, por nuestras comunidades, por nuestro país. Dejemos el egoísmo, si hemos sido bendecidos, ¿porqué no bendecir nosotros también?

La historia del canadiense Ryan Hreljac y de su ONG que construye pozos en África se parece a uno de esos cuentos en los que un sueño se convierte en realidad.

Una mañana, cuando tenía seis años, su maestra le explicó a la clase cómo muchos niños en África tenían que andar durante kilómetros para conseguir agua.

“Recuerdo que otro alumno preguntó cuánto tenían que andar para llegar a un lugar con agua potable y ella respondió cinco mil pasos”, relata por teléfono Hreljac, que hoy tiene 20 años.

“Conté los pasos que yo tenía que dar desde el aula a la fuente más cercana y eran solo diez”.

Aquello le conmovió. Se enteró de que una asociación canadiense construía pozos en África y decidió que recaudaría lo suficiente para construir uno.

El primer pozo

Ryan Hreljac.

La ONG que fundó ha facilitado el acceso al agua para 736.000 personas en 30 países.

Equivocadamente, pensaba que un pozo costaba US$70.

“Después de cuatro meses, ayudando en las tareas domésticas para conseguir el dinero, me dijeron que un pozo costaba en realidad unos US$2.000.

Lejos de abandonar su ilusión, Hreljac explica que empezó a pedir ayuda y poco a poco fue ganándose el favor de los que le rodeaban.

“Primero se sumaron mis amigos y mis padres (un policía y una funcionaria regional), luego mis compañeros de clase, luego toda la escuela, más tarde la escuela cercana…”.

Después de un año, reunió el dinero y con él se construyó un pozo en la Escuela de Primaria Angolo, en el norte de Uganda. Ryan asistió con sus padres a la ceremonia de apertura en la que los alumnos corearon su nombre.

Animado al ver que su esfuerzo estaba dando resultados, decidió que no debía conformarse con eso y así nació Ryan´s Well Foundation.

La ONG que fundó ha ayudado a construir más de 700 pozos y calcula que ha facilitado el acceso al agua potable a unas 736.000 personas en unos 30 países, en África, Asia y Centroamérica.

Ahora Ryan estudia en la Universidad de Halifax, en el este de Canadá, su tercer año de Desarrollo Internacional y Ciencias Políticas y continúa su trabajo con la ONG dando conferencias por todo el mundo sobre la falta de acceso al agua en el mundo pobre.

Su trabajo ha sido reconocido por Unicef y ha recibido la Orden de Ontario, la condecoración más importante de su provincia de origen.

“Ilusiones”

Preguntado por sus planes para el futuro, Ryan dice que su ONG tratará de continuar con su “pequeño aporte” para resolver los problemas de acceso al agua.

A pesar de su inusual logro, Ryan no se considera distinto.

“Yo también jugaba a los videojuegos, salía con mis amigos a hacer deporte o a dar una vuelta el fin de semana”.

“No hay nada especial en mí. Fue este proyecto lo que resultó ser algo increíble”.

Anima a otros niños que tengan ganas de ayudar como él a que no se deshagan de su ilusión.

“No hay que tener miedo a ser idealista por mucho que se trate de un problema complejo como el acceso al agua”.

“Hay más de mil millones de personas que sufren por este problema pero no hay que tener miedo a proponer soluciones”.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 8, 2015 en Historias

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: